¿Cómo tener una vida minimalista?

Tiempo de lectura2 Minutos

El minimalismo es definido por la Wikipedia como un movimiento artístico del arte occidental posterior a la Segunda Guerra Mundial, iniciado en 1960.

Por otro lado, representa una filosofía y estilo de vida que contribuye al bienestar de las personas, logrando mantener y conservar sólo lo que verdaderamente necesitamos para vivir.

Menos es más

La simplificación es la clave. Si algo no te simplifica la vida, te la complica. Si no te suma, te resta, por eso es mejor dejarlo a un lado. Estas ideas pueden aplicarse a objetos, relaciones, tareas, en fin, a todo en la vida.

Recuerda el viejo refrán: “menos es más”

Trabaja tu interior tanto como tu exterior

Ser minimalista implica un trabajo exterior como interior. Si eres una persona que te resulta difícil ordenar, empieza por decidirte por algo pequeño. Comienza por una habitación un fin de semana, luego para a la siguiente y así. En cuestión de poco tiempo ya tendrás tu casa ordenada.

Está comprobado que ordenar nuestro entorno contribuye a ordenar nuestro interior, nuestra vida. Es aquí cuando comienza la gran aventura; notarás un cambio positivo en poco tiempo que te ayudará a priorizar tus necesidades, tareas y relaciones.

Ordenar es simplemente mágico, te hace ver cosas que antes no percibías. Recuerda cuándo fue la última vez que hiciste una limpieza a fondo, que corriste un mueble de lugar, que cambiaste el color de las paredes o cortinas o vaciaste un cajón. Recuerda el alivio y la sensación de bienestar que sentías después y cómo todo fluía fácilmente.

A todos nos pasa, el orden trae esa magia de movilizar las energías en una casa, de renovar y dar frescura.

Por lo tanto, el secreto está en crear un momento, un empujoncito que te haga avanzar hacia el camino de tus metas.

Como es adentro es afuera

Existe una ley espiritual de correspondencia que dice: “como es adentro, es afuera y como es afuera, es adentro”. Por eso, cada vez que no sepas por dónde empezar, ordena tu habitación. Te recomiendo empezar por afuera ya que siempre es más arduo el trabajo interior.

Deshacerse de viejas creencias, de temores, de patrones de conducta que no nos dan satisfacción, llevan tiempo y perseverancia.

En cuanto te pongas en movimiento, notarás como todo fluye y es más fácil. Confía en el proceso. ¡Adelante!

Consejos para una vida saludable

  • Recuerda: cuando estés ordenando, una buena práctica minimalista consiste en separar todo en 3 pilas o recipientes: para donar, para tirar, para guardar. Así, vas reduciendo lo que no suma, pero que alguien más pueda necesitar. Todo fluye, déjalo ir.
  • Regla de oro: “cuando dejamos atrás lo viejo, hacemos lugar a que entre lo nuevo a nuestra vida. Sin orden, no hay cambios”
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba