Storytelling: cómo contar tu historia emprendedora

Tiempo de lectura2 Minutos

De acuerdo con lo que venía diciendo los artículos anteriores, dar a conocer tu emprendimiento al mundo es parte importante del proceso de validación de tu modelo de negocios.

Logrando que otros te conozcan y hablen de ti puedes llegar a más clientes (potenciales o reales), e incluso puedes conocer a un inversionista.

Hacer que otros hablen de tu nueva empresa no es fácil, pero podemos seguir estas efectivas claves para preparar un buen relato para tu emprendimiento, poniendo el foco en cómo hacer buenas presentaciones y lograr una comunicación efectiva.

No tengas miedo de que te roben o se burlen de tu idea y preséntala todas las veces que puedas, a la mayor cantidad de personas posibles.

Emprender es un proceso largo y complejo, en el cual solo un 5% tiene que ver con tu idea inicial. El otro 95% implica llevarla a cabo y durante ese proceso necesitarás saber “contar” tu proyecto, de todas las maneras y a todas las audiencias posibles.

Para entrenarte en esto es fundamental que no temas a la copia y estés abierto a recibir críticas para mejorar, tanto en tu relato como en tu proyecto.

Qué es el storytelling

El storytelling es una técnica para generar una historia y narrarla como un relato. Esto implica transmitir a tu público una historia que sea de su interés y que hasta el momento no haya sido contada. Es hacer visible lo invisible.

La storyteller Eva Snijders define el storytelling como “el arte de dar sentido a quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos”.

Para comenzar, es importante identificar el objeto de tu relato, ya sea tu emprendimiento, un producto o servicio, tu marca, y/o tú mismo.

Elementos del storytelling

Toda historia que merece ser contada – sea en tus redes sociales o como parte del relato de tu marca – debe tener las siguientes capas:

  • superficie
  • acciones
  • personajes
  • motivaciones
  • valores
  • creencias

El sentido de pertenencia, la empatía y la comodidad con el relato le permiten a tu audiencia involucrarse con tu historia.

Son elementos invisibles, pero fundamentales y se consiguen incorporando a tu receptor en el relato a través de un cierto grado de familiaridad con los personajes.

¿Cuándo y a quién contar una historia?

Entre las ocasiones más importantes para usar esta poderosa técnica del storytelling están:

  • si estás buscando cofundadores
  • para buscar un equipo de trabajo
  • para generar una cultura y atraer oportunidades
  • en acciones de venta
  • cuando buscas inversionistas
  • cuando quieres implementar acciones de marketing
  • cuando buscas establecer alianzas

Comienza hoy a beneficiarte de esta técnica

¡Y verás las enormes ventajas que tiene!

Comienza por lo simple, organiza tus posteos en redes sociales con una estética y relato consistentes para darte a conocer.

Y recuerda, lo importante es comenzar hoy, no importa que no estés 100% seguro – de hecho rara vez lo estarás – el primer paso, tomar la decisión y hacerlo, es lo que marca la diferencia.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba