Prepara el terreno para la prosperidad: 10 claves para superar las dudas e incertidumbre y salir adelante

Estamos atravesando una crisis mundial, un cambio de paradigmas: muchos trabajos pronto dejarán de existir y la mayor parte será digital. Las dudas, ansiedad y el miedo están por todos lados.

En este contexto, muchos de nosotros sentimos que hemos vivido, o que estamos, en el lugar incorrecto; que deberíamos ir a algún lado, otro sitio. Ignoramos los motivos, pero nos urge salir hacia un nuevo encuentro.

Lo que muchos no sabíamos era que quizás el lugar donde nos encontramos ya nos proporciona la tierra adecuada para el aprendizaje que hoy necesitamos.

Si bien es cierto que determinados lugares favorecen cierto tipo de actividades, sea por su ecosistema, por sus servicios o por la cultura, a veces necesitamos hacer miles de kilómetros para darnos cuenta qué tan lejos podemos llegar, pero ¿qué pasa cuando estamos encerrados en casa, sin poder salir?

Tomar distancia de la fuente de lo que consideramos nuestros “problemas” nos da la visión lo suficientemente amplia para al menos “reconocer el mapa”, donde estamos parados en la vida. Y ese es el punto de partida…

Primer paso: dónde estamos

Reconocer dónde estamos parados nos ayuda a comprender hacia dónde vamos, impulsados por nuestro gran propósito. Todos tenemos uno, por el cual vivimos y seguimos adelante a pesar de las dificultades, impulsando acciones cuyas consecuencias y alcance desconocemos, pero siempre marchando adelante.

Segundo paso: momentos de reflexión

En este camino de autorrealización, los altos y bajos nos pueden hacer perder el sentido, la orientación y la dirección. Cuando eso ocurre, momentos de reflexión son bienvenidos para guiarnos. La clave aquí es estar en la “tierra” correcta; y mucha atención en este punto…

Las plantas no crecen si no tienen su tierra fértil, con las condiciones de humedad y de sol propicias a su desarrollo. Vale destacar que no todos los árboles ni plantas requiere de las mismas condiciones.

Primero estás tú

Es tu deber detectar tus necesidades y velar por ellas con celo; no dejarte acobardar ni intimidar por lo que el mundo quiere.

Luego de tener en claro lo que necesitas, debes preparar la “tierra” para eso. Atención aquí. Esa “tierra” es tanto tu mentalidad, que determina tu actitud, como también el entorno que te rodea (la mentalidad de los otros).

Cómo preparar mi vida para los cambios

Por tanto, tierra fértil es una mentalidad abierta, flexible, capaz de reinventarse y solucionar problemas de nuevas formas.

Tómate un minuto, lápiz y papel en mano, y anota aspectos y características de tu mentalidad, por un lado, y también sobre la mentalidad de aquellos que te rodean.

¿Hay una gran brecha? ¿o son similares? ¿tu mentalidad te permite simplificar tu vida? ¿o te preocupas en exceso y vives ansioso? ¿y tu gente querida?

Es importante cultivar tu mente con buenos pensamientos de prosperidad, salud y paz.

Con respecto al entorno, si es eso lo que te causa conflictos, prueba rodearte con gente diferente, que vea las cosas desde otra óptica.

Prueba con algún mentor, coach o terapeuta. Prueba con la oración, sincera y genuina, que siempre es respondida.

Prueba y verás resultados. Recuerda que nadie puede resolver problemas con la misma mentalidad con que fueron creados.

Renueva tu entendimiento y verás.

¿Cómo trabajar mi interior?

como trabajar mi interior

El corazón, compuesto de nuestros pensamientos, sentimientos, intelecto y voluntad, puede ser trabajado de muchas maneras. No existe una única y válida, 100% efectiva solución, puesto que requiere de paciencia, compromiso y perseverancia.

De nada sirve que realices cuanta práctica exista (física, espiritual,etc.) si te sigues mintiendo a ti mismo, tratando de mantener una vida que no te hace feliz porque no es para ti, por apariencias o por el qué dirán.

Recuerda: El contenido NO es el envase, eso es solo un proceso de marketing muy bonito, pero es desechable. Tu apariencia no te define cómo persona, ni mucho menos define tu felicidad.

¿Por dónde empiezo?

Entonces, el primer paso es decidirse a ser sinceros con uno mismo, puedes comenzar a escribir tus necesidades y sueños. Sí, puede ser aquellos deseos que solíamos tener de niños y que siempre hemos dejado a un lado; aquellos sueños que volcábamos en un diario íntimo.

Escribe

¿Por qué si antes escribíamos, luego perdimos la práctica? Parece que con los años desechamos la importante relación que existe entre la escritura y la elaboración del pensamiento.

Para tener pensamientos sanos sobre uno mismo y el entorno, se requiere cierta cuota de análisis. La escritura facilita el proceso; ante la hoja en blanco, uno puede liberarse y volcar lo primero que se venga en mente.

Analízate

Las ideas se materializan y plasman en un papel o medio digital, para dar lugar al contenido, aquello que llevamos dentro.

Claro que a ciertas personas puede resultar aterrador la idea de escribir, de hecho, he conocido gente que ni siquiera podía realizar exámenes escritos porque se bloqueaban.

Si éste es tu caso, tranquilo, puedes empezar verbalizando tus ideas, grabarte con el celular y luego puedes ir transcribiendo el audio grabado en un papel o computadora.

Si dedicamos tanto tiempo al envase, a sacarnos fotos espléndidas en todo lugar¿por qué no llenarnos de buen contenido?

Sabrina

Organiza tu agenda y prioridades

Por último, puedes programar tu agenda de objetivos e ir marcando en un checklist los días que cumples. Por ejemplo, si necesitas bajar tu nivel de ansiedad y estrés, es urgente hacer actividad física.

Programa media hora fija cada mañana y sólo hazlo. De esta manera, al cabo de un mes habrás creado un nuevo hábito.

Está comprobado científicamente que solo necesitamos de un mes para crear una rutina. Cumplir con tu objetivo diario e ir marcándolo en tu agenda te hará sentir más motivado y realizado.

El secreto de los 21 y 90 días

Te dará el empujoncito necesario cada día para seguir adelante, y te sentirás cada vez mejor. Al cabo de 90 días, habrás conseguido un nuevo estilo de vida. Sí, solo se necesitan 90 días para cambiar de estilo, y 21 días para incorpora un nuevo hábito.

Arma tu FODA personal

El análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) es una herramienta muy útil que proviene del mundo empresarial para analizar unidades de negocios, compañias, personas, ¡todo!

Se trata de hacer una lista, o cuadro, completando las características que creas tener de la sigla FODA.

Comienza por ver tus Fortalezas, en todo lo que eres bueno, luego Debilitades (lo que tienes que trabajar o reforzar) y así sucesivamente.

Las Fortalezas y Debilidades son internas (en este caso, cualidades personales), en cambio, las Oportunidades y Amenazas tienen que ver con el contexto y entorno que nos rodean.

Podemos usar las oportunidades disponibles para potenciar nuestras fortalezas o para trabajar nuestras debilidades y crecer. O bien, podemos usar las amenazas para ser cautelosos y aprender algo del contexto.

Sigue andando, recuerda que no hay fuerza más poderosa que la fuerza de voluntad.

Entrena tu voluntad

La libertad de elegir viene determinada por la voluntad, aquella que se entiende como la aptitud de decidir y ordenar la propia conducta.

Propiedad que se expresa de forma consciente en el ser humano. Por lo tanto, sin conciencia no hay voluntad, y sin voluntad no hay elección posible.

Usa tu libre albedrío

Somos seres con libre albedrío, creados con conciencia del bien y del mal, por lo tanto, tenemos la posibilidad de decidir a cada instante lo que queremos para nuestra vida.

Sin embargo, muchas veces creemos elegir algo, pero en realidad somos engañados, llevados al arrastre a cierta opción.

Qué es la voluntad

Es una fuerza interior poderosa, capaz de crear y capaz de mover montañas – como también capaz de destruir si es mal encauzada-.

Existen dos tipos de voluntades:

  1. La voluntad ilusoria, la aparente, que te dice que puedes comprarte algo, darte el gusto porque te esfuerzas trabajando y te lo mereces. Esa voluntad te lleva a consumir – muchas veces más allá de tus posibilidades- sólo para disfrutar el hoy.
  2. También existe voluntad genuina, la verdadera, que es la que se entrena – tal como el ejercicio entrena al cuerpo – la voluntad entrena al alma.

De ti depende qué clase de voluntad tener.

¿Qué clase de voluntad tengo?

La voluntad ilusoria te apega a lo material y te hace esclavo de la deuda y del consumismo. Es una voluntad a medias, porque es influenciada por la publicidad y el poder de los medios de comunicación, que inculcan hábitos de consumo e imponen tendencias.

En cambio, la verdadera voluntad es la que te hace libre de elegir. Es genuina, pero requiere como condición necesaria saber decir que no, reconocer límites y saber analizar lo que te conviene a cada momento (costo- beneficio de la situación).

Si tú no sabes cuáles son tus necesidades reales ni tus recursos disponibles (flujo de caja libre de deuda), no sabrás qué es lo que te conviene más.

La verdadera fuerza de voluntad es un camino de ida que vale la pena transitar porque en cada tramo disfrutas de una sensación única de bienestar, es la libertad única de alguien que sabe decir que no.

Algunas personas tienen más fuerza de voluntad que otras, pero es porque han hecho un trabajo previo para descubrir la potencia de poder decidir bajo la propia conciencia.

Recuerda que cada decisión tiene al menos dos alternativas posibles: un sí y un no; caso contrario no se trataría de una elección, sino de una imposición.

Si quieres ser libre, entrénate en la fuerza de voluntad aprendiendo a decir que NO cuando algo te excede. Es amor propio y también respeto por los demás.

Quien se ama a sí mismo sabe también cómo tratar con los otros, reconociendo primero su debilidad, para luego ser pacientes y compasivos con los demás en sus limitaciones.

Entrénate 10 minutos al día en tu fuerza de voluntad. Sé consciente de ello.

Mi experiencia en running para entrenar mi voluntad

En mi experiencia personal, me ayudó muchísimo proponerme cumplir metas de running. Empecé a correr en julio 2019 con 900 metros (y mucho esfuerzo, ¡nunca lo había logrado!). ¡Y así fui subiendo la meta hasta llegar a correr 10km en 3 meses!

Todo está en la mente, el cerebro es muy poderoso (sea para crear o destruir), así que necesitamos darle forma y «tenerlo cntrolado» con nuestra fuerza de voluntad.

Por último, recuerda que sin voluntad no hay decisión; y sin decisión, eres presa de los demás. Elige bien, de buena voluntad, hoy.

Y por último…

No permitas que te censuren

No permitas que nadie te censure ni menos pidas perdón por ser quien sos.

Es parte de aceptarse. Si no sabes quién sos ni te aceptas, mucho menos lo hará la masa de la sociedad.

Creo firmemente que cada uno tiene un propósito único en este rompecabezas que es la sociedad. No te censures

Cada pieza es única y solo encaja en un lugar especialmente reservado para ella.

Haz tu aporte. Conecta con tu propósito, para eso decídete y organízate que todos nosotros te estamos esperando. Nunca es tarde para ser aquello que ya eres. Date el permiso y simplemente sé. Eres único e irrepetible, que nadie te diga lo contrario.

Muchas veces nos sobrevienen dudas, problemas, dramas existenciales de no saber para qué y por qué vivir.

Gran parte de esto es causado por escuchar muchas voces, las de afuera, la familia y sus mandatos, la sociedad y sus parámetros de éxito, los falsos amigos…

Recuerda la última vez que no hiciste algo que querías. Recuerda qué voz fue la cantante, la que te determinó a hacerlo. Ahora reflexiona cuántas veces has dejado a un lado tu propósito, tu llamado, por seguir al resto.

Cumplir con tu propósito no es fácil, no hay recetas para eso, sino que es un trabajo personal de cada uno. Puede llevar poco tiempo, algunos toda una vida; eso dependerá del alcance del propósito, pero lo importante es tenerlo claro y seguir adelante. Cueste lo que cueste.

Seguir un propósito es para valientes, recuerda que tienes que callar todas esas voces que te impiden seguir – especialmente la voz del miedo-.

Ten en cuenta que callar esas voces no implica censurar a otros, solo es no darles la atención e importancia que no tienen. Requiere de una pequeña y sana dosis de autoestima y amor propio.

Busca actividades para expresarte, para volcar lo que llevas dentro (eso que te hace único y singular en el mundo). Puede ser desde el arte, la escritura, lo audiovisual, musical, danza, entrenamiento físico, etc.

Lo que sea que lleves dentro, exprésalo y entrégalo al mundo.

Verás buenos resultados cuando te atrevas a hacerlo diferente, eso que te hace único y singular en este mundo. Todos lo notarán después, inspirarás al resto y querrán ser valientes como tú. Recuerda que el coraje es contagioso, es una especie de efecto dominó.

Sé únic@.

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba