10 increíbles aprendizajes que haremos de la gran crisis mundial 2020.

Desde enero 2020 que, con el año nuevo chino, se expandió el coronavirus desde la provincia china de Hubei hasta todo el mundo.

Vivimos un 2020 bien convulsionado, agitado, con la mitad – o más- de la población mundial encerrados en sus casas, cumpliendo cuarentena.

Hay países, como Suecia, que no han decretado cuarentena total ni obligatoria, respetando el libre albedrío de cada individuo y apelando a la responsabilidad personal.

Otros países, como Estados Unidos, han tardado en decretar su cuarentena por lo que el virus ha hecho de las suyas y se ha rápidamente expandido.

En Latinoamérica, la mayoría de los países con excepción de Brasil y de Chile han declarado cuarentena total obligatoria para proteger a la población.

En tiempos de cuarentena, se dice que los países que hayan adoptado medidas totalmente estrictas de aislamiento y distanciamiento social de forma rápida y precoz corren con ventaja para recuperarse económicamente, ya que puede ocurrir que estemos unos meses aislados, pero luego la economía crecerá.

Sin embargo, los países que no han tomado medidas sanitarias de aislamiento con el argumento de proteger la economía podrían tardar más tiempo en recuperarse. Resulta contradictorio, pero tiene sentido: hacer las cosas bien, lo que es debido desde un principio, funciona mejor.

En cambio, si se postergan las medidas, reina la indecisión e incertidumbre, el virus se contagia rápido, más personas caerán enfermas con los costos asociados a ello.

Como emprendedores, vivimos tiempos acelerados. Los que trabajamos en el mundo digital ya estamos mejor preparados para surfear esta crisis mundial que aquellos cuyos trabajos son tradicionales.

Es clave estar integrado al mundo digital, conocer la infinidad de aplicaciones que disponemos hoy en día para hacer frente a la crisis, no salir de casa y poder manejar todo desde internet.

Las Fintech, la gran revolución.

Cada vez es menos necesario ir al banco – claro que, si necesitas efectivo, tienes que ir a retirar- pero también se puede abonar las compras online con:

  • Tarjetas de débito/crédito
  • Códigos QR
  • Links de pago: Mercado Pago (en todo Latinoamérica, por dar un ejemplo)
  • Fintech apps: cada vez hay más bancos 100% digitales que te permiten vivir en línea.

Para dar un ejemplo, en Argentina hay Fintech como Wilobank, Ualá y Brubank.

Wilobank y Brubank son bancos 100% digitales, sin sucursales físicas, con atención y soporte por email, por la app y también telefónicamente.

Podés hacer de todo con estos bancos en formato aplicación: desde sacar una tarjeta de crédito internacional (solo para Wilobank) y que te la envíen a tu casa, hasta pagar tus cuentas, transferir dinero, pagar servicios, impuestos, hacer inversiones (sólo compra de dólares y plazo fijo por el momento), etc.

Puedes manejar lo básico de tus finanzas con una aplicación de uno de estos bancos. Claro que necesitas cobrar tu sueldo o hacer ventas online para disponer del dinero en tu cuenta y así poder consumir y pagar tus tarjetas de crédito, pero eso lo veremos más adelante.

Los grandes supermercados no saben adaptarse online

Las pequeñas tiendas van a reinventarse y sobrevivir online

Para que una experiencia sea 100% online, el cliente debe poder hacer todos los pasos desde su dispositivo móvil o computadora, sin salir de su casa. Sin embargo, los grandes supermercados (al menos en Argentina) no están adaptándose a esta nueva modalidad: no te envían la mercadería a tu casa y te piden que vayas a retirar la compra a alguna sucursal.

Suena como si fuese una locura, vivimos la peor crisis sanitaria mundial que dejará una recesión tremenda, pero los supermercados no han podido adaptarse y generar valor al cliente con entregar a domicilio: están colapsados. Me parece absurdo que, si el imperativo es no salir de casa, que haya que salir a buscar las compras.

He probado 5 de las grandes cadenas de supermercados en Argentina y todas me ofrecían retirar yo misma la compra (no tengo auto) y sino simplemente bloqueaban la opción de envío a domicilio de su sistema.

Aquí hay una enorme oportunidad para los pequeños almacenes, emprendedores y delivery de hacer llegar las compras de forma fácil y segura a los domicilios de los clientes.

Todo aquel que tenga un pequeño comercio está en mejores condiciones de adaptarse, reinventarse y sobrevivir.

Si este es tu caso, si eres comerciante, sube ya los productos y tu inventario a un sitio web, toma los pedidos y solo encárgate de los envíos a domicilio.

Te recomiendo que sea en un sitio web ya que hay muchas opciones gratuitas de manejar tu inventario: cargas las unidades en existencia de los productos que tienes y el mismo sistema lo maneja solo cuando tus clientes van haciendo tus ventas.

De esta manera, el cobro se hace online mediante transferencia bancaria o con tarjetas mediante inserción de Mercado Pago (por ejemplo).

El beneficio es total: desde tu casa puedes manejar tu negocio, aunque esté cerrado, solo disponiendo de una página web que puedes lograr en una tarde con ayuda de un profesional – o en un par de días si lo quieres hacer tú mismo-.

Para eso, les recomiendo que revisen estos web hosting (servidores) donde alojar tu sitio web: son rápidos, seguros y tienen buen precio. Vale la pena comenzar con tu sitio web hoy mismo y reinventar tu negocio para sobrevivir.

Los profesionales ganarán más dinero online que de forma presencial

Aquellos profesionales que sepan brindar sus servicios de forma online, que logren posicionar su sitio web en el buscador y den un buen servicio serán los grandes ganadores de esta crisis.

Si aún no tienes tu sitio web, hazlo ya y no dejes pasar esta oportunidad única de ser digital. Reinvéntate, sé creativo y piensa cómo ofrecer tu servicio por internet.

Hay miles de aplicaciones gratuitas de comunicación que nos ayudan a reunirnos, vernos y escucharnos por internet. Es lo mismo que cara a cara, pero con la seguridad de que cada uno está en su hogar.

Beneficios de tener tu propio sitio web

En tu sitio web, además de tener todo tu portafolio, trabajos y proyectos, puedes tener métodos de pago con links para que te abonen y compren por allí y luego se redirijan a una sala de videoconferencia, cursos virtuales, descarga de productos digitales, reserva de citas, etc.

El mercado del real estate (inmobiliario) en serios problemas

La crisis de a pandemia del coronavirus ha azotado al mercado inmobiliario. Es que claro, con la seria restricción a la movilidad de las personas, nadie puede mudarse, arrendar ni vender una propiedad.

Además, en medio de esta crisis que tendrá serios efectos económicos sobre todo el mundo, las personas prefieren liquidez, tener dinero en efectivo en el bolsillo para comer y en caso de emergencias.

Espacios de coworking o consultorios no lograrán sobrevivir

Los espacios de coworking, entre ellos conocidas empresas transnacionales como WeWork, consultorios médicos que alquilan por hora, espacios que se arriendan como salones de eventos, etc. correrán con gran desventaja en estos tiempos ya que necesitarán hacer frente a sus pagos de servicios, impuestos y demás costos fijos como salarios, pero no podrán generar ingresos porque sus modelos de negocio dependen de que la gente asista a sus lugares físicos.

Será un gran desafío que busquen generar ingresos online mediante arriendo de espacios o que se dediquen a ampliar la oferta de sus servicios para que pueda ser consumido de forma online.

La empresa WeWork ya venía con serios problemas financieros en 2019, veremos cómo pasa esta crisis.

La economía colaborativa, en aprietos.

Hasta Uber y Airbnb, exponentes de la nueva economía colaborativa (gig economy) han sufrido grandes pérdidas por el aislamiento social y cuarentena total: caída de viajes, de movilización de personas han hecho estragos para estos modelos de negocios que requieren de la presencia física del consumidor para poder prestarse el servicio y hacerse de una comisión.

Ni hablar de las empresas de viajes y turismo que tendrán grandes pérdidas durante meses o años hasta que se recuperen de esta pandemia.

Como vemos, el desafío para este 2020 en adelante es ir online, encontrar formas de agregar valor a los clientes y entregar una experiencia 100% digital.

Caídas en los mercados financieros por preferencia de liquidez

Esta preferencia por la liquidez (dinero en efectivo) en los mercados se ha comprobado el día 12 y 13 de marzo 2020, cuando luego de que la OMS declarara la pandemia, los mercados de todo el mundo sufrieron pérdidas históricas. Los principales indicadores cayeron hasta un 10%, entre ellos el S&P 500 y el Dow Jones de Estados Unidos, que no caían de esa manera desde la crisis de 1987.

El cisne negro en los mercados (efecto inesperado) provocó alarma y causó que las sesiones del mercado norteamericana dejaran de funcionar durante horas. Esa especie de “apagón” deliberado se activa cuando hay una abrupta caída en los valores y sirve para “tranquilizar” o evitar pérdidas mayores si cunde el pánico.

Así y todo, los precios siguieron bajando y hoy en día es una verdadera montaña rusa: la alta volatilidad se instala en los mercados financieros del mundo entero, hasta de Estados Unidos, donde se alcanzaba año atrás año máximos históricos desde que Trump asumió la presidencia en 2016.

¿Estábamos ante una burbuja financiera? Eso era altamente probable, con valuaciones de activos financieros que no encontraban techo, con un optimismo desenfrenado que hacía que todo subiera cada vez más sin fundamento, ¿será la codicia de Wall Street?

Lo cierto es que con cada Tweet que hace Donald Trump los mercados reaccionan al instante y se genera apreciaciones o depreciaciones según sus declaraciones ¿Tanto poder le hemos conferido a tal mandatario que gobierna desde Twitter el precio de muchos activos de todo el mundo?

Ni el oro ni el bitcoin se salvaron

Hasta los activos que son considerados “refugio seguro” (save heavens) por ser aquellos que los inversores compran en caso de crisis porque se aprecian y no siguen la tendencia, han caído en esta crisis también. Entre ellos el oro y el bitcoin (considerado el nuevo oro digital por haber sido refugio luego de la crisis financiera de 2008, cuando fue creado).

Hoy, abril 2020, el bitcoin ha subido hasta el nivel de los 7900 usd (luego de que cayera a 3900 el 12 de marzo) y se ha mantenido en un canal alcista.

El oro llegó a máximos de 1702, para luego caer abruptamente hacia el nivel de los 1450. El máximo histórico del oro son los 1811 que alcanzó en 2011.

Pues bien, volvamos a lo nuestro, ¿qué hacer como simples mortales en tiempos de pandemia y de quedarse en casa?

7 claves para crecer en tiempos de crisis

Nada volverá a ser como era

Todo va a cambiar, la forma en que nos relacionamos, en que trabajamos, compramos, todo.

Lo importante es conservar:

  • La salud
  • El buen ánimo
  • La esperanza
  • Cultivar la creatividad
  • Mantenerse activo online en redes sociales y en contacto con familiares y amigos.
  • Iniciar ya tu sitio web y fortalecer la imagen digital de tu negocio (si aún no lo tienes).
  • Agradece que estás vivo y que cada día se renuevan tus energías y sigue adelante.

Comienza hoy a generar tu negocio digital y ganar dinero por Internet. Primero, piensa en el nombre de tu dominio (es la dirección de tu página web) y luego compra el mejor web hosting para iniciar el diseño de tu sitio:

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba