Cómo crear y validar tu modelo de negocios

En el mundo emprendedor, desarrollar un modelo de negocios implica tomar decisiones sobre una serie elementos.

Para que estas elecciones sean acertadas y no se transformen en errores de alto costo, deben ser testeadas y validadas. Este proceso es fundamental para tus actividades iniciales y en él debe participar todo tu equipo.

Veamos los elementos que debe contener tu modelo de negocios:

Elementos del modelo de negocios

  • Actividades para generar valor (relacionadas con la misión)
  • Recursos necesarios para desarrollar tu propuesta de valor
  • Modalidad del flujo de ingresos
  • Canales a través de los cuales llegarás a ellos: tradicionales, online, redes sociales.
  • Relación con tus clientes y/o usuarios Propuesta de valor.
  • Estructura de costos y análisis financiero.

Cómo validar tu modelo de negocios

Validar significa probar que la decisión que tomaste es correcta, asumiendo como punto de partida que tu modelo de negocios inicial será muy distinto en el futuro (cuando tu empresa crezca). 

Un ejemplo de esto es Facebook, que comenzó como una web que comparaba el atractivo de estudiantes de la Universidad de Harvard. Pero hoy día, Facebook es una red social que conecta a todo el mundo y su negocio principal son los datos y la publicidad.

Cómo pivotear hipótesis

Por lo tanto, en un comienzo, tu modelo de negocios es solo un grupo de hipótesis que deben ser validadas a través de experimentos.

Si en ese proceso varias de tus hipótesis son rechazadas, probablemente tengas que “pivotear”.

Un pivot es un cambio sustantivo en tu Producto Mínimo Viable, propuesta de valor, segmento de clientes u otro componente importante de tu modelo de negocios. Es un cambio de rumbo en el desarrollo de tu emprendimiento.

Habitualmente se prioriza la propuesta de valor y el segmento de clientes. Es fundamental que tus hipótesis sean medibles y comprobables.

Establece criterios mínimos de éxito

Primero, debes optar por algunos elementos de tu Modelo de Negocios. Para que el experimento sea útil debes establecer a priori ciertas métricas, a través de un criterio mínimo de éxito que define cuál es el punto de corte para validar o rechazar una hipótesis.

Formula tu hipótesis

La formulación general de una hipótesis es “si (hago esto), entonces (ocurrirá esto)”. En esta redacción se relaciona una causa (acción) con una consecuencia (escenario futuro proyectado).

Por ejemplo, una buena hipótesis sería: “si ofrezco mi página web a través de publicidad pagada en Facebook, (entonces) el 20% de quienes hagan clic en la publicidad se suscribirán a mi lista de clientes.”

Testea y comprueba

Es muy importante testear usando páginas web de lanzamiento viral antes de lanzar la versión final con todos los detalles. Con ella podrás testear y validar qué tan atractivo es el mensaje que estás transmitiendo y al mismo tiempo recopilar una base de correos electrónicos para luego viralizar tu primer sitio empresarial.

En mi caso uso un hosting súper bueno y recomendado para validar cada sitio web que realizo. Para eso, le inserto código de Google Analytics y así puedo ver todas las estadísticas y métricas del sitio.

Por si les interesa, les dejo aquí el link del hosting que recomiendo:

Para probar una hipótesis, es decir, concluir que es acertada, debes preparar un experimento en el cual interactúes con tus potenciales clientes, a través de un Producto Mínimo Viable (PMV) de tu modelo de negocios.

Sigamos conectados

Si tienes dudas cómo hacerlo, escríbeme a sabrina@emprendolibre.com para poder ayudarte.

Aprenderemos más en el próximo artículo. Sigamos emprendiendo.

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba