Cómo el minimalismo me ayudó a emprender un negocio en casa

Llevo 5 años trabajando en el mismo lugar donde vivo y ha sido arduo de a ratos, pero la satisfacción al final de cuentas es enorme: mejor calidad de vida y ahorro de tiempo.

Se puede emprender desde casa, bajo el mismo techo donde vivimos y hacemos todo, pero para eso es necesario tener un espacio para cada cosa y cada cosa en su lugar. Por eso, el minimalismo me ayudó a despejar mi casa y mi mente para abrir lugar a lo nuevo.

¿Qué es ser minimalista?

Es un estilo de vida que cualquier persona puede aplicar para obtener un impacto positivo en su vida, sus finanzas, sus relaciones y hasta en su profesión.

El estilo tiene su origen en el minimalismo en la arquitectura y diseño de espacios: todo se reduce a lo esencial, que todo fluya y que cada elemento aporte una armonía única al conjunto de elementos reducidos.

Sin embargo, ser minimalista es ser ordenado, saber clasificar y separar lo que realmente necesitas, de lo que ocupa espacio y es un desecho en tu vida.

Minimalista es ser eficiente, intentar mejorarse a si mismo constantemente. Es un proceso de mejora continua para optimizar tu espacio personal, tu casa, tu trabajo, tus relaciones y tu vida.

Wow! Parece que promete mucho, pero ¿cómo lo puedo aplicar?

¿Cómo ser minimalista?

En mi experiencia, desde que era pequeña acostumbro a ordenar el clóset periódicamente (y luego, hay que mantener el orden). Pero si recién estás comenzando, no te desanimes, todos empezamos en algún momento. Te sugiero lo siguiente:

  1. Dedicar al menos una hora el fin de semana a organizar tu clóset o donde guardes tu ropa. Ordena la ropa en diferentes pilas o cajones según su utilidad o estación del año, prolijamente doblada o colgada. Reserva un estante para los sweaters, otro las blusas, ropa interior, vestidos, camisetas, etc. Todo lo que no hayas usado en los últimos 12 meses, o lo donas, o lo regalas, o lo tiras si está en mal estado.
  2. Ordena tu espacio de trabajo, escritorio, o lo que sea. Tira papeles en desuso de los cajones. Destina un cajón para cada cosa. Deja el espacio lo más limpio a la vista posible, sin cargarlo de cosas innecesarias. Que el campo visual esté despejado ayuda a estimular las buenas ideas y da más energía. Te sentirás menos cansado después de todo. Tira todo lo que no hayas usado en los últimos 6 meses, o regálalo si está en buen estado.
  3. Ordena tu casa, siguiendo los mismos pasos que en 1 y 2. Comienza por la cocina, luego el living, baño, garage y jardín.
  4. Tener conciencia de lo que se compra y consume, si es realmente necesario o importante.
  5. Cuidar el bolsillo, organiza tus finanzas para saber en qué y cómo se te va la plata mes a mes.

¿Cuánto tiempo necesito?

Según el tamaño de tu casa – y desorden también (risas)-. Para una casa o depto promedio de 70 m2, consigue ordenarlo en 2 o 3 horas por semana. El fin de semana es siempre buena opción para hacer un corte y renovarse.

Para crear el hábito de mantener un orden en tu vida, está comprobado científicamente que luego de 21 días, lo habremos incorporado. Luego, te puede llevar media hora al día – o incluso menos – en mantener el orden básico.

Cuanto antes comiences, mejor.

Sabrina

¿Cómo mantengo el orden en casa?

  • Vigila cada vez que salgas de tu casa, que no ingresen demasiadas cosas nuevas que luego no sabes qué hacer con ellas.
  • No olvides checar estos tips para reducir tus compras por impulso y ser un comprador eficiente, una persona que sabe lo que quiere y necesita, y que cada pertenencia le da felicidad real.
  • Deshazte de todos los desechos que llevas acumulando por años, hoy es un buen día para dar el primer paso.
  • Luego de renovar, aunque sea aun ambiente, notarás como todo fluye con mayor facilidad, como te sientes a gusto en tu propio espacio y como creas con mayor facilidad.

Hasta las relaciones de las personas que viven allí mejoran luego de una limpieza u ordenada general. ¡Manos a la obra!

Lo que gané aplicando el minimalismo

  • + salud, bienestar y felicidad.
  • + espacio en mi casa.
  • + limpieza, orden y frescura.
  • + estabilidad financiera y emocional.
  • + iluminación en todos los espacios.
  • + dinero, mucho ahorro.
  • + comodidad.
  • + paz y menos problemas y preocupaciones.
  • Optimicé mi tiempo,  más  tiempo libre para mi, menos para las obligaciones domésticas.

El minimalismo como fuente de inspiración

minimalismo como estilo de vida

En las redes sociales hoy en día se ve mucho sobre minimalismo – aunque no tenga la etiqueta-. Por ejemplo, muchas fotografías con lugares en tonos claros, luminosos, frescos, con pocos objetos y muebles: solo lo esencialmente funcional a nuestras necesidades.

Ser minimalista se trata de saber decidir (o entrenarse para decidir) con qué elementos quedarte en tu vida. Es lo opuesto a ser un acumulador serial o comprador compulsivo.

Para lograr tal estilo de vida, es necesario tomar conciencia sobre nuestros hábitos, nuestra casa, cómo vivimos y a nuestros miedos y ansiedades que nos llevan a comprar cosas que no necesitamos.

Ten en cuenta que en muchos ámbitos de la vida…

Menos es más

Cómo el minimalismo me ayudó a emprender un negocio en casa

Tener y necesitar lo mínimo posible te da una claridad de pensamiento ideal para crear un negocio, especialmente cuando se tienen pocos recursos monetarios, solo se cuenta con la buena voluntad, determinación y horas de trabajo.

El minimalismo como estilo de vida te ayuda a comprender el por qué de lo que haces y consumes. Se trata sólo de consumir lo que realmente necesitas, de ser frugal, ahorrar y saber invertir.

El minimalismo también se aplica a las finanzas: menos es más. Menos gastos es más ahorro.

Menos consumo es más inversión.

Sabrina

Estos conceptos claves provienen de la macroeconomía y están probados académicamente en pomposas ecuaciones y modelos matemáticos de las ciencias económicas.

¿Qué es ser emprendedor?

Si bien la palabra viene del latín, a principios del siglo XVI se hablaba de “entrepreneur” (de la lengua inglesa), para referirse a aquellos que viajaban al Nuevo Mundo, a las Américas, en búsqueda de oportunidades de vida sin saber con certeza a qué se enfrentarían.

El economista Richard Cantillón, en 1755, definió el emprendimiento como el proceso de enfrentar la incertidumbre.

¿Te suena familiar?

Hoy estamos frente la revolución del emprendimiento desde casa

Hoy día, nos encontramos ante muchas definiciones de emprendimiento. Entre las más conocidas, ser emprendedor tiene que ver con “aquella actitud de vida y aptitud de una persona que le permite comenzar nuevos retos y proyectos”.

Lo que sí tenemos en claro es que, históricamente, el emprendimiento se ha relacionado con la toma de riesgos y cómo enfrentar la incertidumbre.

Cuando hablamos de dar el salto o de emprender es clave que te preguntes cuál es la plataforma que te permite dar ese salto. En este caso es fundamental comenzar por definir tu modelo de negocios, que básicamente, es cómo funciona tu empresa y cómo creas, capturas y entregas valor al mercado.

¿Qué es un modelo de negocios?

Alexander Osterwalder (2009) define un modelo de negocios como “una representación simplificada de su lógica de negocio, describiendo lo que ofrece a sus clientes, cómo llega a ellos, la manera en que se relaciona y en definitiva, cómo la organización crea, desarrolla y captura valor”.

Es de vital importancia comenzar por definir el modelo de negocios, ya que no es lo mismo para grandes compañías que para aquellos que se encuentran en etapas iniciales.

Se trata de no solo tenerlo en mente, sino de documentar cómo captar y entregar valor, ese diferencial que hace que nuestro emprendimiento sea único.

¿Cómo crear un emprendimiento?

Crear un emprendimiento que logre desarrollarse y perdurar en el tiempo es un desafío que requiere no solo de un gran esfuerzo por parte del emprendedor y su equipo, sino también de la coordinación con distintos actores externos que ayuden a conseguir ese objetivo común.

¿Cuándo me conviene emprender?

Muchos creen que el mejor momento para emprender es cuando estás estudiando una carrera en la universidad, ya que por definición el emprendimiento es un proceso de prueba y error y, cuanto antes te equivoques y aprendas, mejor.

La regla general nos dice que en promedio los emprendedores tienen en su historial dos o tres intentos previos antes de pegarla con el gran negocio de sus vidas.

Si aún eres estudiante, aprovecha esta magnífica etapa para equivocarte y correr riesgos. Si empiezas ahora, cuando egreses tendrás al menos dos caminos alternativos: trabajar como dependiente y/o emprender.

Si trabajas en algo que no te gusta y sientes que necesitas un cambio, atrévete de todas maneras.

Sabrina

Lo principal es la pasión que uno siente por hacer lo que le gusta, por materializar sus proyectos. Luego, es importante una buena dosis de planificación y disciplina para convertir tus sueños en realidad.

El secreto de todo emprendedor

En el mundo del emprendedor, de los grandes visionarios, todo comienza con una visión o una idea. Muchos subestiman eso, pero sabemos que de las ideas nacen grandes empresas.

Ningún viento es favorable para el que no sabe qué dirección tomar, por eso, confía en tu intuición, prepárate, estudia y sé cada día un poquito mejor.

Sabrina

Nunca es demasiado tarde para comenzar aquello que sueñas. Sigue leyendo el próximo artículo para aprender a desarrollar el famoso modelo de negocios y cómo validarlo.

Haz lo que quieras y hazlo ya


¿Cuánto habremos de esperar en la vida para hacer lo que deseamos?

Cuando somos chicos, queremos ser mayores de edad, ya a los 18 años, no tenemos los suficientes recursos para hacer muchas actividades y las vamos postergando.

Cuando tenemos 20 y tanto de años, tenemos obligaciones laborales o de estudio que ameritan postergar lo que tanto queremos… Y así vamos por la vida, postergando.

Cómo dejar de procrastinar

La procrastinación puede ser un problema, pero mas bien, es un síntoma que denota falta de interés real en algo o falta de autoestima o de los medios para alcanzarlo.

El mejor antídoto o remedio para la procrastinación es la creatividad, entendida como una fuerza que nos capacita para conseguir logros con los mínimos recursos posibles o con lo que tenemos a mano.

El ser creativo se puede estimular y aprender a diario, mediante hábitos que fortalezcan nuestro pensamiento creativo, por ejemplo, mediante la escritura, pintura, danza o cualquier actividad que nos haga sentir plenos.

La química del cuerpo, entre ellos los neurotransmisores como la dopamina, serotonina, adrenalina y endorfinas, nos facilitan cambios en los estados de ánimo. La buena noticia es que podemos estimular a dichos neurotransmisores con lo que hagamos, ¡y hasta con lo que comamos!

Comienza hoy a ser independiente

Para lograr ser totalmente independiente, necesitas comenzar a expresarte o mostrar tu arte y talentos a través de internet. Para esto, es importante contar con un sitio web (puede ser hecho en WordPress) y alojado en un muy buen web hosting (servidor).

Les recomiendo este web hosting que uso yo y me da buenos resultados:

web hosting franz tv

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba