Atención emprendedores: desarrolla tu producto mínimo viable

La mayoría de las personas no está dispuesta a invertir dinero, tiempo o esfuerzo, para luego frustrarse porque no logra sus objetivos.

No es raro escuchar que algunos emprendedores fracasan, aun cuando llevan muchos años invirtiendo dinero, tiempo y esfuerzo en su idea.

Si eres uno de ellos estamos seguros de que te gustaría saber cómo evitar lo más posible esa pérdida. Hoy veremos cómo y para qué desarrollar un Producto Mínimo Viable.

Dale Play! a este episodio en Spotify para enterarte más:

Qué es un producto mínimo viable

Un Producto Mínimo Viable (PMV) es un experimento o prototipo que maximiza el aprendizaje sobre los principales riesgos o incertidumbres de tu negocio, al mínimo costo, en tiempo, recursos y/o esfuerzos.

El concepto nace en Silicon Valley. Ellos constataron que se desperdiciaban muchos recursos en ideas que no tendrían éxito.

Así, crearon el PMV como una manera de evitar la pérdida de recursos, tiempo y energía en emprendimientos que no tienen futuro. Rara vez es posible eliminar este riesgo, pero sí es posible minimizarlo con investigación, desarrollo y prototipos.

Si lo haces temprano ganarás confianza para seguir desarrollando tu idea y eventualmente convencer a un equipo, inversionistas y/o cliente.

Cómo desarrollar el PMV

Saber cuál es el PMV adecuado para tu negocio y desarrollarlo son dos problemas muy comunes para casi todos los emprendedores.

Un PMV no es una primera versión barata, reducida o menos desarrollada de tu idea de producto final. ¿Por qué? Porque si estás desarrollando una idea muy compleja, aun la primera versión te puede demandar muchos recursos.

El PMV no se trata sobre el producto o servicio final, sino que es un experimento con respecto a tu propuesta de valor.

Para lograr el resultado esperado debes preguntarte cuáles son las hipótesis más riesgosas que probarás con tu PMV, ya sean de mercado o tecnológicas.

Por ejemplo, si el riesgo es principalmente de mercado, las hipótesis más importantes son si es que existen clientes dispuestos a pagar por tu propuesta de valor, y si la disposición a pagar de esos clientes permite construir un negocio sostenible en el tiempo.

Tácticas para crear tu producto

Entre las tres tácticas de PMV más utilizadas en el mundo están las famosas landing page, que es tener un sitio web simple, en el cual comunicas rápidamente el valor de tu producto o servicio. Si llevas gente al sitio puedes usarla para medir tu propuesta de valor y hasta para probar precios.

Te recomiendo este web hosting que es muy bueno y económico para comenzar a probar tus PMV y crear tus landing page. Viene con WordPress pre instalado a un solo clic.

web hosting economico y bueno

Lo importante es que tenga un diseño y entregue una propuesta de valor similar al producto final, aunque aquel aún no esté listo.

Crowfunding

Otra forma de validad tu PMV es a través de plataformas de crowdfunding. Puedes usar estas redes online de financiamiento colectivo de proyectos para chequear interesados en colocar dinero en tu idea de negocio.

El crowdfunding es ideal para productos físicos. El resultado clave que debes obtener con tu PMV es evidencia medible y aprendizaje validado.

Crea videos

La tercera opción para validad tu PMV es a través de un video. Es ideal para mostrar aquellas ideas que son difíciles de transmitir con palabras.

Con un video de tu prototipo la gente se podrá hacer una idea de cómo funcionaría tu producto/servicio.

Ahora, comienza por decidir cuál es tu PMV y mediante qué táctica lo vas a validar.

Manos a la obra y continúa leyendo el próximo artículo, veremos:

Storytelling – cómo contar tu historia emprendedora-.

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba