11 puntos para entender lo que se viene: por qué Bitcoin es la revolución del dinero y cómo afecta a las demás criptomonedas

Guía de Bitcoin

Tal como el autor del best seller “Padre rico, padre pobre” dijo este año:

“Si estás ahorrando en dólares, estás en serios problemas”

Robert Kiyosaki

Los gobiernos de todo el mundo gestionan la economía a través de la deuda pública y la FED (Reserva Federal de los Estados Unidos) imprime dinero en tiempo récord en 2020, creando cantidades ilimitadas de dinero en marzo de 2020.

Ante este escenario de inflación (pérdida del poder adquisitivo) mundial, la pregunta que debemos hacernos es: «¿Cuánto tiempo puede durar esto antes de que caigamos en una nueva depresión?»

Para responder a esta pregunta, primero debemos:

  • Comprender las fuerzas que impulsaron la economía global y los mercados financieros antes de que atacara el Coronavirus.
  • Entender lo que el gobierno debe hacer ahora para evitar una destrucción de riqueza sin precedentes y una nueva Gran Depresión.

Te comparto este episodio de mi podcast donde hablo de Bitcoin y lo que le espera:

Crisis es oportunidad: nace Bitcoin

La última crisis financiera del 2008 trajo un cambio profundo de paradigma. El sistema financiero y monetario internacional está corrupto, está muy mal y la gente se dio cuenta.

Las crisis financieras que empobrecen de la manera más brutal a millones de personas, dejándolos sin trabajo, sin casas, sin nada. Y lo peor fue cuando el gobierno de Estados Unidos salió a salvar con miles de millones de dólares a los grandes bancos que fueron los mismos responsables de causar el colapso y crisis de las hipotecas subprime en 2008.

Si te interesa profundizar más sobre el tema, te recomiendo la película “The Big Short”, que además de tener un gran elenco, cuenta la historia de esos años y explica muy bien qué pasó y por qué el mundo es así hoy.

La cuestión es que la gente se cansó y abrió los ojos. En ese contexto turbulento, nació Bitcoin, una nueva forma de dinero que permite transferir valor económico por internet, a una fracción del costo y tiempo de una transferencia tradicional, y que no requiere pasar por intermediarios.

De hecho, se usa Bitcoin para enviar y recibir dinero por todo el mundo a mínimo costo y sin trabas burocráticas.

Bitcoin es la primera representación de una moneda 100% digital, descentralizada y totalmente transparente. Es la primera implementación exitosa de la tecnología disruptiva de la Blockchain (cadena de bloques), dando vida al uso práctico en todo el mundo.

Bitcoin nació para devolver el poder a la gente.

Quién creó Bitcoin

Satoshi Nakamoto, cuya identidad real se desconoce, lo diseñó para que sea de todos, esto quiere decir que sea descentralizado y que no haya ningún organismo ni ente que controle el sistema en su beneficio.

En otras palabras, Satoshi puede ser un individuo o un grupo, realmente no se sabe, pero lo que importa es que creó el primer sistema de dinero digital mediante un sistema electrónico de pago.

En 2009 diseñaron la red de Bitcoin y fue lanzada. Enviaron emails en una red de programadores y aficionados a la criptografía y obtuvieron muy buena recepción de su White paper (el documento del proyecto Bitcoin).

Luego, Satoshi Nakamoto dio un paso al costado y desapareció su actividad en emails, foros y Twitter. No se sabe quién es, lo que sí es cierto es su tremendo aporte a la humanidad y que no buscaba fama, pero sí transformar y revolucionar al mundo entero con Bitcoin. Así nació la mainnet (red) para correr la blockchain de Bitcoin.

Su creación y adopción fue totalmente orgánica, sin publicidad y se ha sustentado en el apoyo y desarrollo de toda la comunidad de programadores y aficionados en un comienzo.

Lo interesante del Bitcoin es su similitud con el oro, por eso se le dice que es el “oro digital”: la protección que ofrecen a la gente de tener su propio dinero y valor.

Cómo funciona Bitcoin

Cualquiera puede ingresar a la red de Bitcoin y convertirse en un nodo. Por ejemplo, puedes comprar y vender bitcoins, convertirte en un minero o desarrollar soluciones sobre esta red, como lo hacemos cuando desarrollamos aplicaciones sobre internet.

No hay nada que te detenga y no necesitas autorización de nadie, por eso Bitcoin es una red abierta y pública: cualquiera puede ingresar al sitio blockchain.info, ver y buscar las operaciones y trasferencias, direcciones y más.

Para los políticos, Bitcoin representa un peligro porque desafía un sistema que les da todo el poder para crear dinero a voluntad. Por lo tanto, para la clase política es absolutamente necesario evitar su progreso, incluso si eso significa asustar al público en general con argumentos falsos. Es dentro del público en general que encontramos la mayor variedad de sentimientos diferentes.

Bitcoin permite liberarse de la voluntad exclusiva de los políticos al restablecer el poder de sus usuarios. Bitcoin es un sistema basado en código fuente abierto que se basa únicamente en la potencia informática de las computadoras que forman parte de su red.

Esta tecnología promueve un nuevo sistema monetario que devuelve el poder a las personas, que recuperan así la plena confianza en un sistema más justo.

Al igual que el oro, Bitcoin es escaso por diseño (solo se emitirán 21 millones hasta el año 2140 y ya vamos por un 80% de la emisión), Bitcoin es “eterno” y perfectamente divisible (fraccionario).

Pero, a diferencia del oro, dividir un bitcoin no requiere esfuerzo físico, se puede transferir por internet, y puede guardarse en un papel o un pendrive.

Cada vez más personas de toda Latinoamérica están intrigadas por Bitcoin y quieren saber más al respecto. Ya hablaré más sobre Bitcoin y las otras criptomonedas en la próxima temporada de mi podcast Llegando a los 30 en Spotify.

Por ahora, hay que recordar que Bitcoin es muy joven y, por lo tanto, su mercado es muy volátil. Por lo que la mejor estrategia es ser HODLERS: esto es comprar y mantener en el tiempo para ver tu ganancia. Bitcoin pasó a valer de 1 dólar en 2010 a 20.000 dólares en 2017 (actualmente oscila entre los 9000 y 1000 dólares) y se estima que valdrá mucho más en los próximos años.

Ventajas de Bitcoin

  • Descentralización: Bitcoin existe en la cadena de bloques que es una red distribuida en todos los nodos que la forman del mundo entero.
  • Es divisible y fraccionario: no hace falta comprar un bitcoin que vale miles de dólares, se puede comprar una fracción de la moneda. Por ejemplo: 0.003 btc.
  • Transparencia: todas las operaciones se pueden ver en la blockchain (la cadena de bloques).
  • Es open source (código abierto), cualquiera puede ver el código, proponer mejoras y contribuir al desarrollo de la comunidad.
  • Es global, se puede acceder desde cualquier parte del mundo.
  • Es ajeno al dinero fiduciario (dinero fiat es el papel moneda, el billete que emiten los gobiernos de todo el mundo).
  • Es verificable en términos de balance, de oferta, circulante y de política de emisión. Todos los datos se pueden chequear en línea por cualquier persona con acceso a internet.
  • Los datos y la contabilidad son transparentes: todos los registros (ledger) se ejecutan en un software de código abierto, que cualquiera puede descargar y ejecutar.
  • Y lo mejor de todo, es que Bitcoin es deflacionario: solo existirán 21 millones de BTC y ya se han emitido el 80% hasta a fecha.

El 20% de oferta de Bitcoin que aún falta emitir se hará hasta el año 2140 y se va regulando mediante el aumento en la dificultad de minado de bitcoin y mediante el halving cada 4 años (reducción a la mitad de la recompensa que se paga a los mineros por minar un nuevo bloque de la cadena y, por lo tanto, reducción de la cantidad de nuevos tokens que se ponen en circulación).

Como vemos, bitcoin es una maravillosa alternativa de inversión para resguardar el capital de la inflación y de los gobiernos.

Contexto económico mundial: dónde estamos parados

La FED ha impreso más de 3 billones de dólares este 2020 para “contrarrestar” los efectos negativos del coronavirus. Por este motivo, el mismo Kiyosaki afirmó que el oro y las criptomonedas son un seguro contra una FED corrupta.

En 1933 Roosevelt prohibió a los norteamericanos poseer oro. Era ilegal. De esa manera, expropió la riqueza de la mano de sus ciudadanos y la acumuló en lo que es la Reserva Federal, entidad que hoy en día controla al mundo entero.

La trampa de la liquidez, me gusta llamarla. Creemos que tenemos riqueza o que estamos mejor porque tenemos billetes, cash en mano, pero realmente no tienen ningún valor porque cada vez los gobiernos de todo el mundo imprimen más billetes y de esa manera licuan el poder adquisitivo de todos los ciudadanos del mundo.

Cuánto más billete se imprime, más oferta hay circulando y, por lo tanto, menos vale.

Ahorrar en divisas, en moneda fiduciaria emitida por los estados nos hace caer en esa trampa. No tienen ningún valor más que el que los gobiernos de esos estados afirman que tienen.

Diferencias entre Bitcoin y el dinero fiduciario (billetes)

A diferencia de Bitcoin, las monedas fiduciarias emitidas por los estados son manipuladas, dependiendo de las políticas monetarias de los gobiernos de turno. El dinero fiat siempre termina en una espiral inflacionaria y destrucción del valor y esto es algo que las economías de Latinoamérica conocen muy bien.

El dólar se volvió “fake money”, dinero falso en 1971 cuando se abandonó la convertibilidad de las divisas al oro y se asumió el patrón dólar (que todas las monedas serían convertibles a dólares).

Como verán, pasamos del patrón oro antes de la primera guerra mundial, al patrón dólar y vamos en camino al patrón Bitcoin.

Nadie quiere dinero falso ni que lo estafen, sin embargo, la mayoría aún cobra su sueldo y gasta su dinero en moneda fiduciaria, en billetes que emiten los bancos centrales de todos los países.

Si hasta ahora Estados unidos no vivió una tremenda crisis inflacionaria es gracias a la globalización: pueden exportar sus productos a todo el mundo, a países donde los trabajadores ganan 5 dólares diarios. Son esos países en desarrollo los que más sufren con la emisión descontrolada de la Reserva Federal de Estados Unidos.

La fiesta siempre la paga otro, millones de personas en situación de vulnerabilidad. La Reserva Federal, conocida como la FED, pone las reglas desde 1913 y controla al mundo entero.

Sabrina

Ellos no tienen problema en emitir cuanto billete necesiten para salvar a sus empresas, sus bancos y su economía. Al fin de cuentas, siempre encuentran países necesitados de divisas a los cuales meterle dólares por todos lados en forma de créditos internacionales y multilaterales, mediante organismos como el FMI, el Banco mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

Y no lo digo yo solamente, hay ciento de expertos alrededor del mundo diciendo lo mismo. Estamos ante una burbuja de crédito como nunca vista, que es alimentada constantemente con emisión de dólares.

Pueden pasar décadas hasta que la burbuja explota y vemos las devastadoras consecuencias.

Dicho esto, volvamos a lo principal y sigamos aprendiendo sobre criptomonedas…

Qué son las altcoin

Viene de “alt” = alternativa y son las monedas alternativas, todas las criptomonedas que existen exceptuando Bitcoin. La segunda criptomoneda de mayor capitalización de mercado y altcoin más reconocida es Ethereum (ETH).

Hay altcoins que son estables (stablecoins) ya que replican el valor del dólar, sea mediante un algoritmo matemático como en el caso de la criptomoneda DAI, o porque mantienen reservas en dólares como el caso de la criptomoneda USDT (Tether).

Otras stablecoins son PAX, USDC, TUSD.

Relación Bitcoin-altcoins

Bitcoin es la madre de todas las monedas digitales. Con Bitcoin nació la blockchain y de Bitcoin se desprendieron todos los proyectos de criptoactivos: tokens, criptomonedas, criptocomodities, que conocemos hoy en día.

Lo importante es que cuando Bitcpin alcanzó su ATH (all time high= máximo histórico), aproximadamente una semana después las altcoins tuvieron también su ATH (precios máximos).

Esto se debe al factor de dominancia de mercado. Cuando Bitcoin llega a un máximo, acumula mayor capitalización de mercado con respecto al resto de las altcoins porque inversores y usuarios compran más Bitcoin con respecto a las demás criptomonedas.

Luego, cuando alcanza el máximo, toca alguna resistencia o precio psicológico, comienza la esperada toma de ganancias. Se vende Bitcoin y comienza a corregir y descender el precio. Las personas que compran cualquier activo cerca o en el máximo porque entraron por FOMO, para no quedarse afuera, salen perdiendo. En cambio, quienes entraron con tiempo, estudiando el precio y con paciencia, ganan.

Cuando los inversores salen de Bitcoin, comienzan a vender y baja la dominancia de Bitcoin. En ese momento es cuando invierten en altcoins y comienzan a subir en precio. Luego, las altcoins tocan sus máximos y viene la corrección de mercado.

De la blockchain de Ethereum surgen muchos tokens y proyectos de finanzas descentralizadas. Para aprender más del futuro de las finanzas, lee esta nota:

4 fases del mercado de criptomonedas

fases del mercado

Es muy importante informarse y estudiar los movimientos en el precio y tener en cuanta las fases del mercado:

  • Fase de acumulación: el activo se encuentra barato y los inversores compran. Bitcoin está actualmente en esta fase.
  • Fase alcista: comienza a despegar el precio hacia arriba acompañado del volumen de transacciones.
  • Fase de distribución: se tocan máximos o resistencias y comienza una toma de ganancias (corrección a la baja en precio).
  • Fase bajista: los precios caen más fuerte si el volumen es vendedor y predominan los osos (quienes «shortean», se van a corto, venden el activo en el mercado).

Y finalmente, un tema no menor es el impositivo…

Qué impuestos aplican a las criptomonedas

Este es un tema de fuerte debate y discusión. En algunos países como Brasil, el tema criptomonedas ya está regulado. En otros aún se da la discusión de cómo clasificar a bitcoin y demás tokens: si son parte del patrimonio o si son activos, si son monedas digitales, etc.

En Argentina, según el Código Civil y Comercial de la Nación (CCYCN) podría la criptomoneda integrarse dentro del art 16 del citado libro, para ser considerado un «bien».

Con la reforma a la ley de impuesto a las ganancias (Ley Nº 27.430) se grava la renta producto de la compraventa de monedas digitales en ciertas condiciones con un 15% de impuesto a las ganancias (no a la tenencia, sino el acto de compraventa).

La reforma incorporó un artículo a ley del Impuesto a las Ganancias por el cual la ganancia que obtengan las personas humanas por la venta o transferencia de monedas digitales que estén ubicadas en el país y sean emitidas en pesos con cláusula de ajuste está gravada a una tasa del 15% y cuando sean emitidas en pesos, pero sin cláusula de ajuste la tasa es del 5%.

El problema con el mundo cripto es cómo determinar la fuente de ingresos. Según la legislación local, no es la misma alícuota (tasa de impuesto) que se aplica para rentas provenientes de fuente local (nacional) que extranjera. En otras palabras, es imposible saber dónde se originan los bitcoin y token que tenemos almacenados en alguna billetera o Exchange.

Lo que tampoco está claro a junio 2020 es a qué monedas digitales aplicaría el impuesto a las ganancias. En principio la criptomoneda no quedaría comprendida en dicha ley, por no ser identificado con ciertas palabras o requisitos que determina en el articulado.

Sin embargo, la regulación sí llegó efectivamente a los exchanges locales. En octubre de 2019 se publicó en el Boletín Oficial la Resolución General de la AFIP N° 4614/2019 que establece un nuevo Régimen Informativo para los “Agrupadores o Agregadores de Medios de Pago” (por ejemplo TodoPago o MercadoPago) que sean residentes o tengan domicilio en Argentina; y para los “[…] sujetos que administran gestionan o controlan o procesan movimientos de activos a través de plataformas de gestión electrónicas o digitales[…]” (ejemplo: Bitex.la, Ualá).

“Asimismo, establece que cuando dichos activos estén expresados en moneda digital o criptomoneda, los mismos deberán ser informados en pesos aplicando el último valor de cotización del tipo comprador que el operador obligado haya fijado al momento de tener que informar. Por otro lado, ya existía el antecedente de informar a la UIF por parte de los individuos identificados en el Art. 20 de la Ley 25.246 de todas “[…] las operaciones efectuadas con monedas virtuales […]” según lo determinaba la Resolución 400/2014 para la prevención del Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo”, según informa el diario El Cronista.

Este sistema se sustenta en deuda soberana. Deuda y más deuda que pagamos todos los contribuyentes de todo el mundo a nuestros estados.

Cómo guardar Bitcoin

Existen distintos tipos de billeteras y monederos (wallets) para almacenar e intercambiar criptomonedas. Hay del tipo hardware (físico) y de software (aplicaciones móviles, sitios web y Exchange).

Según nuestro objetivo, sea para guardar Bitcoin para largo plazo o comprar para hacer una ganancia pronto, existen distintas billeteras.

Las más fáciles y comunes de utilizar son las hot wallet, que son aplicaciones que se conectan a internet, como pueden ser: Trust Wallet, Coinomi, Exodus, Blockchain.info, entre otras.

Lee esta nota para aprender sobre los distintos tipos de Bitcoin wallets:

Sigue conectado a emprendolibre.com porque estoy preparando una nota con todos los tipos de wallets disponibles. Así que pronto tendremos más novedades. Mientras tanto, puedes buscar en Google Play! Bitcoin wallet y ver qué aplicaciones salen.

Cómo comprar Bitcoin en Argentina

Existen distintas casas de cambio (exchange) online. Algunos de ellos – los que mejores precios suelen tener- son:

  • Bitso:

Es una plataforma que permite la compra de criptomonedas populares como Bitcoin y, además, cuenta con una plataforma de trading que permite a los usuarios invertir en una u otra cripto y ganar dinero en operaciones de compra venta como si se tratara de acciones.

  • Ripio:

Es una de las primeras plataformas de criptomonedas de Argentina. Permite fondear las cuentas por transferencia bancaria, Mercado Pago o en efectivo. Tiene más de 450.000 usuarios y operaciones en toda la región. Además de Bitcoin y Ethereum, se pueden comprar las stablecoins DAI y USDC. Un punto en contra es la demora que tienen para procesar transferencias y, sobre todo, para retirar tus cripto.

  • BuenBit:

Otra de las plataformas que ofrece servicios de exchange y compra-venta de bitcoin y DAI. Son el partner oficial de la criptomoneda estable DAI. Tiene una comunidad de Telegram para mantenerse actualizado.

  • Cajeros ATHENA:

Son similares a los cajeros automáticos ATM, pero con acceso a la blockcahin e internet. Puedes comprar y vender bitcoin desde una wallet en tu teléfono escaneando el código QR.

  • SatoshiTango:

Un buen exchange con gran presencia en muchos países de Latinoamérica. Trabaja con Bitcoin, Ethereum, Litecoin, Ripple y Bitcoin Cash. Es una de las más recomendadas en atención al cliente, las comisiones son aceptables.

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba