5 claves para entender qué es FOMO y no caer en la trampa

FOMO, viene del inglés fear of missing out y se traduce como «miedo de quedar afuera».

Qué es FOMO

Es un síndrome que sirve para describir al estado de ansiedad y miedo de quedarse marginado ante algún evento que pueda traer beneficios.

Por ejemplo, en el mundo de las criptomonedas como bitcoin, es muy común escuchar a a los criptoinversores hablar o decirse FOMO cuando están ante una interesante oportunidad de inversión que y nadie quiere quedarse afuera.

El lado oscuro de FOMO es que la mayoría de las veces este estado de ánimo es utilizado por las grandes de publicidad y marketing para controlar el comportamiento de las personas.

Un ejemplo de esto es cuando aparece una compañía o producto que da tremendos beneficios al consumidor o inversor y comienzan a jugar con la psicología de la gente para que hagan lo que ellos desean: impulsar la compra, juntar fondos, recabar datos importantes, juntar inversores, etc.

FOMO es tan fuerte que la gran mayoría de la gente termina por sucumbir ante tremendas tentaciones y ofertas ya que el costo psicológico de no hacerlo es mayor (al menos a simple vista, nadie quiere ser el perdedor que se quede afuera de un opportunidad).

Causas del FOMO

FOMO opera nivel emocional con argumentos que parecen racionales, pero que en realidad no lo son: lo único que termina importando es aprovechar la oportunidad u oferta que nos presentan para no ser los únicos que digan que no.

Vivimos tiempos cuando es difícil decir no ante el constante bombardeo de información.

Entramos a cada rato a nuestras redes sociales y vemos cómo todos disfrutan sus vidas, hacen alardes de sus éxitos, adquisiciones y conquistas.

Consecuencias del FOMO

Ante este escenario se nos hace difícil no cosechar éxitos (al menos materiales, los que se pueden mostrar y ver).

Estamos muy exigidos desde el exterior a seguir modelos los exitistas y, cuando caemos en las presiones, caemos en las trampas y perdemos.

Perdemos dinero, relaciones valiosas, objetivos, paciencia y hasta la salud.

Sucede finalmente que por hacer algo bajo la influencia de FOMO, nuestro mayor miedo termina sucediendo.

Es un círculo vicioso que nos perjudica, erosiona nuestra seguridad y auto estima.

Por eso, muchas empresas y hasta estafadores se valen de este estado de ánimo para hacer negocios: nos presentan ofertas que son demasiado buenas e irresistibles para decirles que no que seríamos penalizados por el grupo si nos quedamos fuera.

FOMO en las redes sociales

Las redes sociales, y con ello también las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp y Telegram, son el terreno fértil para que FOMO crezca.

Nos pasa cada vez que sentimos ansiedad, o una especie de aprensión, cuando nos perdemos las últimas actualizaciones en las redes sociales, o cuando no nos enteramos en qué andan nuestros amigos, o cuando sentimos que nos quedamos fuera de las charlas por perdernos cosas de las redes sociales o que no somos cool porque no vimos tal cosa.

FOMO en las inversiones

Cuando invertimos nuestro dinero para obtener algún tipo de retorno, podemos ser víctimas del FOMO, sufrir el miedo de quedarnos afuera de alguna inversión que parece estupenda.

Es muy importante estar al tanto de esto y ser conscientes de cuáles son nuestras motivaciones y emociones al invertir, ya que si no dominamos nuestra inteligencia emocional en el mundo de las inversiones, perderemos más de lo que ganaremos.

Especialmente en el mundo de las cripto monedas que tienen mucha volatilidad en el precio en un corto período de tiempo, podemos ser víctimas de noticias que incentivan el FOMO y comprar un activo cuando llega a su máximo y luego comienza a caer de precio (correción). Sería el equivalente a comprar caro y vender barato, que es el peor negocio que podemos hacer.

Para invertir de forma exitosa es necesario seguir el precio y la evolución del activo que nos interesa y aplicar distintos tipos de análisis técnico y fundamental para darnos cuenta si un activo está sobrevaluado o sobrevendido y saber cuándo entrar y cuándo salir de una inversión, más allá del «canto de sirenas».

Los árboles NO crecen hasta el cielo. Ninguna inversión da retornos infinitos, es totalmente normal que su precio se corrija a la baja.

Sabrina

Te recomiendo esta nota sobre estafas de negocios piramidales que se apalancan en el FOMO para sacar dinero de inversores. Es bueno estar informados y reconocer esto a tiempo:

¿Qué hacer para no caer en FOMO?

Primero que todo, saber que las oportunidades no son limitadas y que siempre habrá una nueva ocasión para hacer algo con convicción y a conciencia sin dejarse arrastrar por las emociones del mundo y por el grupo o masa.

En segundo lugar, existe la última tendencia que JOMO que es lo opuesto a FOMO y significa «Joy of Missing Out» – el disfrute de quedar afuera-.

JOMO es la alternativa para el FOMO

JOMO intenta sacar ventaja del hecho de pasar tiempo offline, desconectados, más presentes y plenos con nuestras vidas, sin hacernos preocupaciones ni dramas.

Por último, mi recomendación es que intentes dedicar al menos el 10% de tu tiempo a lo que realmente te guste hacer: sea un hobbie, deporte, actividad, o no hacer nada y pasear por el parque.

En 24 horas, el 10% de tu tiempo son 2 horas y media. Es en promedio lo que muchos pasan en redes sociales, actualizando el feed y mirando qué hace el mundo. Es como ver la vida pasar: tú permaneces en el mismo lugar cómodo y seguro de siempre, mientras ves las aventuras, lugares y cosas que hacen tus amigos (y te frustras por eso, o hasta los envidias).

Si decides reducir la cantidad de horas por día, disminuir esas 2 horas y media que pasas checando tus redes e inviertes ese tiempo en ti mismo, vas a crecer mucho en seguridad, confianza, estima.

Te vas a fortalecer para poder lograr todo lo que necesites en la vida.

Para tener una autoestima fuerte y sana es necesario aprender a estar tiempo a solas con uno mismo, conocerse y escucharse, para darnos lo que necesitamos. ¡Mira más hacia adentro!

Si te interesa ganar dinero, sobre todo por Internet, pero sin caer en estafas ni FOMO, sigue leyendo este artículo para inspirarte y generar ideas y proyectos de negocios basados en tus intereses y a tu propio ritmo:

Sabrina

Licenciada en Administración de la Universidad de Buenos Aires. Me encanta escribir desde muy chica. Emprendedora de toda la vida, hace 5 años que me dedico especialmente al mundo digital. Me apasiona poder ayudar a otros emprendedores para que vivan de lo que les gusta hacer y motivar a quienes no son felices en su trabajo. Mi mensaje es claro y fuerte: ¡Se puede vivir mejor trabajando de lo que te gusta e interesa! Avancemos juntos en esta aventura de emprender.

Volver arriba